Empresas

Comprometidos con el medio ambiente

El Grupo Cementos Molins es consciente de que la industria de la construcción tiene un gran impacto sobre el medio ambiente, razón por la cual ha desarrollado, a lo largo del tiempo, un firme compromiso con la sostenibilidad ambiental, especialmente en lo referente a profundizar en las oportunidades de la economía baja en carbono y la economía circular. Cementos Molins asume el compromiso de implementar un modelo de negocio que lleve implícito el respeto al medio ambiente.

Una de las principales muestras de esta implicación son los gastos e inversiones realizados por las empresas del Grupo en materia de medio ambiente, que en 2016 ascendieron a 25,1 millones de euros.

 

Estas inversiones varían en gran medida en función de la tipología de empresa del Grupo, aunque, en general, se centran en aspectos como la valorización de recursos, la prevención y control de emisiones y la restauración de espacios. Cementos Molins es consciente de la necesaria inversión en la prevención de impactos para poder encajar sus actividades en los entornos en los cuales opera.

En relación a la gestión sostenible del negocio, apostamos firmemente por la economía circular. Ante el reto de la necesidad de un uso intensivo de energía, la industria cementera a nivel global, y el Grupo Cementos Molins en particular, han respondido con la búsqueda de alternativas que, por un lado, disminuyan la necesidad de importar combustibles fósiles para la obtención de la energía y, por otro, permitan obtener una vía de valorización de materiales que, de otra manera, no podrían ser aprovechados. Esto se manifiesta particularmente a través de la substitución de combustibles tradicionales por combustibles alternativos.

Adicionalmente, el Grupo trabaja en el desarrollo de industrias de preparación de combustibles alternativos a través de su empresa PROMSA, estandarte en materia de protección ambiental dentro de Cementos Molins. PROMSA cuenta con las plantas de Pronatur (de producción de Combustibles Solidos Recuperados) y Granulated Rubber Project (de valorización de neumáticos).

Además, desde el Grupo Cementos Molins también se realizan controles de todos sus consumos y efluentes, con el objeto de prevenir y disminuir su afectación al medio ambiente. Es especialmente importante el seguimiento que se realiza tanto de las emisiones de CO2, como de NOx, SOx y Partículas, así como del consumo del agua en los procesos.

Adicionalmente, Cementos Molins es consciente de que sus actividades tienen, en muchas ocasiones, una afectación directa sobre el medio natural y la biodiversidad, como es el caso de las canteras que se explotan para obtener materia prima. Es por ello que las empresas del Grupo realizan esfuerzos de restauración más allá de las obligaciones establecidas por la legalidad de los países en los cuales operan; una muestra es la recuperación de la cantera del Garraf por parte de PROMSA.