Empresas

30/04/2020

Las ventas de Cementos Molins descienden un 3% en el primer trimestre afectadas por el COVID-19

El grupo está volcado en garantizar la seguridad y salud de sus empleados, y asegurar la continuidad del negocio y servicio al cliente.

El beneficio neto del grupo se mantiene en la línea del alcanzado en el primer trimestre del 2019 pero se espera un deterioro de los resultados a lo largo de los próximos meses.

30 de abril 2020_Cementos Molins ha dado a conocer hoy los resultados del primer trimestre de 2020, que han estado marcados por el buen inicio del año hasta el brusco cambio de coyuntura a mediados de marzo como consecuencia de los efectos a nivel global del COVID-19 y de las medidas adoptadas por cada país para mitigar la pandemia. Estas medidas han implicado caídas en los mercados y paros de plantas.

Desde el inicio de la propagación del COVID-19, Cementos Molins ha ejecutado planes para garantizar la seguridad y salud de los empleados, la absoluta prioridad del grupo, y para asegurar la continuidad del negocio y servicio al cliente, de acuerdo con las indicaciones de las autoridades de cada país en el que el grupo tiene actividad. Cementos Molins ha aplicado el modelo de teletrabajo en todas las áreas de la empresa donde es posible su aplicación. Sin embargo, gran parte de las instalaciones se han visto forzadas a paralizar o reducir su actividad en la segunda mitad de marzo, con un impacto todavía limitado en los resultados del primer trimestre 2020.
Cementos Molins ha obtenido unos ingresos de 193 millones de euros, con una ligera disminución del 3% respecto al mismo periodo del año anterior. La repentina caída y suspensión de actividad a mitad de marzo se ha traducido en menores volúmenes de cemento y hormigón, lo que unido al efecto negativo del tipo de cambio ha lastrado las ventas (sin variación del tipo de cambio estas hubieran crecido un 5%).

El beneficio neto ha alcanzado los 24 millones de euros, en línea con el mismo periodo del año anterior. La mejora de resultados en México y Bangladesh amortigua la caída en Argentina, la menor aportación de España y los efectos de tipo de cambio. En términos comparables de tipos de cambio y ajuste por hiperinflación de Argentina, el beneficio neto hasta marzo habría aumentado un 13%.

El EBITDA ha sido de 48 millones de euros, ligeramente por debajo del mismo periodo del año anterior (+9% en términos comparables sin variación de tipo de cambio). El impacto positivo de la gestión de precios y los resultados de planes de eficiencia en costes se ha visto compensado por el menor volumen de ventas y el efecto negativo del tipo de cambio. El margen EBITDA alcanzó 24,7% en línea con el primer trimestre del año anterior.

Por lo que respecta a la deuda financiera neta al 31 de marzo 2020, esta disminuyó hasta 152 millones de euros, lo que representa una reducción del 16% respecto al 31 de diciembre de 2019 y del 19% respecto al 31 de marzo de 2019. El múltiplo Deuda Financiera Neta / EBITDA continúa disminuyendo hasta 0,8x.

 

Efectos sobre el ejercicio


Aunque el impacto del COVID-19 ha sido limitado durante el primer trimestre, se estima que este será más relevante en el resto del año. No obstante, en un escenario en el que no es posible predecir la evolución de la pandemia, la duración y severidad de las medidas de prevención y el impacto derivado en la construcción, no es posible a día de hoy realizar ninguna previsión fiable para el año 2020.

En aras de mitigar el impacto económico y financiero, Cementos Molins ha adoptado una batería de medidas que consisten en la limitación de inversiones ciñéndose a las esenciales de mantenimiento y digitalización, una significativa reducción de costes operativos y generales, y el mantenimiento de la fortaleza financiera a través de la maximización de la tesorería y confort de la financiación.

Para Julio Rodríguez, consejero delegado de Cementos Molins, conviene destacar el correcto inicio del año en cuanto a las magnitudes de la compañía, aunque lo más relevante estriba en el alto grado de concienciación y compromiso demostrado por los empleados... “Nuestra prioridad ha sido garantizar la salud y seguridad de nuestros empleados, que han demostrado una vez más su compromiso y capacidad de superación frente a circunstancias adversas. La propagación mundial de la pandemia está generando nuevos desafíos, pero estoy convencido que con el gran equipo humano de Cementos Molins y nuestra fortaleza financiera, aprovecharemos la recuperación de los mercados y capturaremos nuevas oportunidades para superar este nuevo reto y salir aún más fuertes de la crisis provocada por el COVID-19”.

 

Siguiendo las directrices de la European Securities Markets Authority (ESMA) sobre Medidas Alternativas de Rendimiento (MAR), de aplicación obligatoria para la información regulada, la información y desgloses relativos a las MAR que se utilizan en esta Nota de Prensa se incluyen en la presentación de os “Resultados 1T 2020”, remitida por la Sociedad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Sobre Cementos Molins. En Cementos Molins llevamos más de 90 años creando productos y desarrollando soluciones innovadoras y sostenibles para el sector de la construcción. Esta es la manera en la que contribuimos al desarrollo de la sociedad y de la calidad de vida de las personas. Actualmente desarrollamos nuestra actividad en España, Argentina, Uruguay, México, Bolivia, Colombia, Túnez, Bangladesh y la India. Nuestro modelo integrado incluye los negocios de áridos, clinker, cemento, hormigón, morteros, prefabricados y gestión de residuos. Nuestra larga historia ha sido posible gracias al equipo humano que formamos casi 5.000 empleados repartidos en nueve países y en cuatro continentes que compartimos un mismo ADN: trabajamos cada día con pasión, respeto e integridad, siendo inconformistas y eficientes.