Empresas

01/04/2020

La incorporación de dos nuevos vehículos con tecnología punta incrementan la seguridad personal y la protección ambiental en la cantera La Fou

Las prestaciones ambientales de la flota de vehículos industriales de Cementos Molins Industrial en la cantera de La Fou (Vallirana) han aumentado considerablemente tras la compra de dos nuevas máquinas. Con estas adquisiciones, CMI cuenta en La Fou con un parque móvil de primer nivel, formado por equipos seguros y actuales que disponen de las más modernas capacidades operativas y ergonómicas, y que presentan una total implicación con la estrategia de sostenibilidad de la empresa como característica diferencial. La configuración de los equipos asegura una eficiencia en el trabajo -más productividad con un menor consumo de recursos- que maximiza aún más la protección de este espacio natural, que provee de piedra caliza la fábrica de Sant Vicenç dels Horts.

El pasado mes de noviembre entró en servicio un nuevo dúmper de 70 toneladas, de marca TEREX y modelo TR-70. Este vehículo se suma a los tres dúmperes de la flota (dos de 60 toneladas, y el tercero de 70). El nuevo equipo, de características más robustas, incorpora tecnología tal como retardadores de transmisión resistentes al desgaste y controles electrónicos de cuarta generación en la transmisión. En la práctica, estas mejoras técnicas aportarán una mayor durabilidad de la máquina y también un menor consumo, gracias a la eficiencia de su motor. Otro aspecto de mejora es la seguridad, ya que la cabina dispone de certificación FOPS (protección contra el riesgo de caída de objetos) y protección ROPS (antivuelco) más actualizadas.

Y este mismo mes de marzo se ha incorporado una nueva pala cargadora sobre ruedas CATERPILLAR CAT 990K, que permite la máxima productividad y eficiencia en la carga de mineral. Esta máquina, dotada de avances tecnológicos tales como el acelerador según demanda, ofrece un elevado nivel de control y ergonomía para el conductor. Además, el vehículo aporta numerosos beneficios ambientales, como son la reducción de residuos gracias a las baterías sin mantenimiento, o el programa de reconstrucción certificada de la pala de ruedas, que favorece su reutilización y genera ahorros de costes de hasta un 70 % en su funcionamiento. Además, la nueva pala se ha instalado un sistema antiincendios y se montarán cadenas a los 4 neumáticos para su protección.

La adquisición de esta nueva maquinaria es una nueva muestra del compromiso indisociable de Cementos Molins con la seguridad de sus trabajadores, así como de su firme apuesta por la sostenibilidad. El grupo ha situado en los últimos años al medio ambiente en el epicentro de su estrategia y su responsabilidad con el desarrollo sostenible ha cristalizado en la adhesión a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la incorporación al Global Compact de la ONU.