Empresas

30/07/2020

Cementos Molins gana 32 millones de euros en el primer semestre, demostrando la resiliencia de su modelo de negocio a pesar del impacto de la COVID-19

La empresa está volcada en garantizar la seguridad y salud de sus empleados y en asegurar la continuidad del servicio al cliente.

 

30 de julio 2020_Cementos Molins ha dado a conocer hoy los resultados del primer semestre de 2020, que han estado significativamente condicionados por el impacto de la COVID-19.


Desde el inicio de la propagación de la COVID-19, Cementos Molins ha ejecutado planes en todas sus operaciones para garantizar la seguridad y salud de los empleados y para asegurar la continuidad del servicio al cliente. La crisis ha tenido un impacto significativo en la operativa de todas sus instalaciones industriales, que temporalmente paralizaron o disminuyeron la actividad, en diferente grado según los países.


En aras de mitigar el impacto económico y financiero, Cementos Molins puso en marcha en marzo una batería de medidas que consisten en la priorización de inversiones ciñéndose a las esenciales, una reducción muy significativa de costes operativos y generales, la optimización del capital del trabajo en línea con el nivel de actividad, y el mantenimiento de la fortaleza financiera con foco en la generación de liquidez y confort de financiación.


La COVID-19 tuvo un efecto limitado en los resultados del primer trimestre 2020, afectando solo a la segunda mitad de marzo, y un pleno impacto en los resultados del segundo trimestre, con una fuerte afectación en abril y una recuperación paulatina en mayo y junio.


Cementos Molins ha obtenido unos ingresos de 341 millones de euros, que representan una disminución del 16% respecto al mismo periodo del año anterior. La contracción de los mercados ha implicado un fuerte descenso de la actividad en cemento y hormigón.


El EBITDA ha sido de 83 millones de euros, un 16% por debajo del mismo periodo del año anterior con un impacto significativo de los tipos de cambio (la caída sería del -1% a tipos de cambio constantes). El impacto positivo de la reducción de costes y buena gestión de precios permiten compensar parcialmente el impacto negativo de la caída de volumen por la situación de los mercados.


El beneficio neto ha alcanzado los 32 millones de euros, disminuyendo un 35% respecto al primer semestre del año anterior (-13% en términos comparables). La mejora en la contribución operativa de México y Sudamérica se ve negativamente impactada por la depreciación de sus monedas y el impacto negativo de la hiperinflación en Argentina.


Por lo que respecta a la deuda financiera neta, esta disminuyó hasta 127 millones de euros al 30 de junio 2020, lo que representa una reducción del 30% respecto al 31 de diciembre de 2019 y del 29% respecto al 30 de junio de 2019. El múltiplo Deuda Financiera Neta / EBITDA continúa disminuyendo hasta el nivel de 0,7.


Efectos sobre el ejercicio
El modelo de negocio de Cementos Molins ha mostrado su resiliencia frente a la crisis durante el primer semestre del año. Sin embargo, se mantiene la situación de falta de visibilidad debido a la propagación del coronavirus y a sus efectos negativos en los mercados a nivel global. Como consecuencia de lo anterior, Cementos Molins estima que los mercados continuarán en contracción al final de año, aunque se observará una recuperación paulatina durante el segundo semestre 2020 y sobre todo durante el 2021, que será muy variable por países. En términos de resultados, Cementos Molins prevé para 2020 un EBITDA y beneficio neto inferior al del 2019 por el impacto significativo de la crisis.


Para Julio Rodríguez, consejero delegado de Cementos Molins, la resiliencia del modelo del negocio frente la crisis y el alto grado de compromiso demostrado por los empleados en circunstancias adversas han sido clave durante el primer semestre de 2020. “La propagación mundial de la pandemia ha supuesto un gran desafío durante los últimos cuatro meses que se está superando gracias a nuestro gran equipo humano. Estoy seguro de que esta fortaleza, junto con la resiliencia de nuestro modelo de negocio, nos permitirá convertir la incertidumbre actual en oportunidades para salir aún más fuertes de esta crisis”.

 

Siguiendo las directrices de la European Securities Markets Authority (ESMA) sobre Medidas Alternativas de Rendimiento (MAR), de aplicación obligatoria para la información regulada, la información y desgloses relativos a las MAR que se utilizan en esta Nota de Prensa se incluyen en la presentación de os “Resultados 1S 2020”, remitida por la Sociedad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.


Sobre Cementos Molins. En Cementos Molins llevamos más de 90 años creando productos y desarrollando soluciones innovadoras y sostenibles para el sector de la construcción. Esta es la manera en la que contribuimos al desarrollo de la sociedad y de la calidad de vida de las personas. Actualmente desarrollamos nuestra actividad en España, Argentina, Uruguay, México, Bolivia, Colombia, Túnez, Bangladesh y la India. Nuestro modelo integrado incluye los negocios de áridos, clinker, cemento, hormigón, morteros, prefabricados y gestión de residuos. Nuestra larga historia ha sido posible gracias al equipo humano que formamos casi 5.000 empleados repartidos en nueve países y en cuatro continentes que compartimos un mismo ADN: trabajamos cada día con pasión, respeto e integridad, siendo inconformistas y eficientes.