Empresas

24/04/2018

Balance ambiental de la fábrica en 2017

El balance ambiental de la fábrica de Cementos Molins Industrial 2017 ha confirmado el buen rendimiento y control de las instalaciones de la Línea 6. El ejercicio se ha cerrado con todos los registros de emisiones por debajo (o muy por debajo) del límite que establece la Normativa y la Autorización Ambiental y con valores similares a los de 2016. Unos brillantes resultados alcanzados, también, gracias al compromiso y la profesionalidad de toda la plantilla.

Los principales parámetros de emisión se controlan mediante equipos de medida automáticos (SAM) colocados en la chimenea y conectados on-line con la Generalitat. Cabe destacar que la concentración de partículas ha disminuido sensiblemente después de la parada del horno durante la que se corrigió una pequeña fisura en la cámara del filtro. Los resultados alcanzados son los siguientes:

Parámetro Concentración media 2017 Concentración media 2016 Valor límit (VLE) (mg/Nm3)

PST

2,1 4,8 20
NOx 408 367 500
SO2 10,6 8 400
COT 10 8 100
HCl 1,2 1,7 10
CO 105 98 -

En paralelo a esta buena conducta en relación a la calidad del aire, la valorización de residuos ha aportado una serie de beneficios ambientales, siendo los más significativos:

  • Un 34,3% de la energía calorífica que ha utilizado el horno se ha obtenido de residuos, lo que ha disminuido el consumo de coque de petróleo, que es un combustible fósil y no renovable.
  • Se han dosificado 75.830 toneladas totales de CSR (Combustibles Sólidos Recuperados), maderas, neumáticos fuera de uso y lodos de depuradora, evitando que vayan a vertedero y contaminen suelos, acuíferos y aire.
  • La biomasa de estos combustibles ha evitado la emisión de 86.463 toneladas de CO2 a la atmósfera.
  • Un total de 4.408 toneladas de residuos (laminillas y lodos de hormigonera) se han aprovechado como materias primas, con el consiguiente ahorro de productos naturales.

En el capítulo de actuaciones e innovaciones para una mejora adicional de la conducta ambiental de la planta destacan:

  • Realizada una inversión que permitirá la medida en continuo de nuevos parámetros de emisión del horno 6 (HF y NH3), adelantándose a futuros requisitos.
  • Instalados equipos de medida redundantes, para reducir el riesgo de no disponer de datos en caso de una posible avería de los equipos principales.
  • Puesta en marcha de una instalación nueva para la dosificación de neumáticos, que ha permitido aumentar la sustitución energética y ahorrar combustibles fósiles y emisiones de CO2.
  • Instalados nuevos filtros y realizado mejoras en algunos de los ya existentes, donde se había detectado que se podía reducir la emisión de partículas.
  • En cuanto a las emisiones difusas, se está llevando a cabo una revisión de las operaciones, con el objetivo de disminuir el polvo que podría esparcirse hacia la población vecina.

Y el compromiso de mejora en la protección del entorno natural continuará en 2018, con nuevas medidas e inversiones destinadas a mantener la fábrica como una de las más eficientes.